Sentimientos ambivalentes

13228116_561248920723800_1935554284_n
El hombre es un ser con pasado. Los recuerdos o memorias que le han marcado la piel le siguen. Aunque se empeñe en correr, y esconda la cara entre los árboles del hoy. El pensamiento a veces no es tan fuerte, a veces es enlazado contra su voluntad y uno empieza a imaginar lo que es o fue…una palabra, un pensamiento, un recuerdo cayendo en vértigo, el colapso del tiempo, una mente en blanco, un abrigo, todo en imágenes, todo en sonidos que no hacen ruidos, agitando la cabeza, queriendo volver en sí, en el presente, en lo que es ahora, en las risas de quien me hace feliz hoy, tomando leche caliente para despertar la esencia…!desesperación! ¡tranquilidad! Sentimientos ambivalentes, productos de la desconexión o extraconexión a esta realidad, o tal vez me he sumergido en una propia y no sé como regresar, el laberinto se torna desconocido y se cierran las aberturas por las que entré porque el pensamiento no responde, y doy vueltas una y otra vez y quiero volver en sí todavía.
Introducción: A veces tras unas crisis sensorial, emocional, etc, uno queda como taciturno, como si no pudiese ordenar otra vez la estructura que tenia al principio. Este escrito refleja justo eso, el proceso que corre el pensamiento para reorganizarse.
Yeimi

Artículos relacionados

One comment

  • atravesdetusojos 6 noviembre, 2016   Responder →

    Hola Yeimi, mi más sincera enhorabuena por formar parte de un proyecto tan maravilloso como es mujeres TEA.
    Tengo una hija de 3 años con TEA y tengo que darte las gracias por mostrarme está forma de entender una crisis sensorial, me dado otra perspectiva distinta a la que tenía.

Dejar un comentario