La Neurodiversidad del Autismo y el Síndrome de Asperger en Mujeres – Por Tania Marshall

Articulo: The Neurodiversity of Autism and Asperger Syndrome in Females

Posted on January 27, 2017

Articulo original:

The Neurodiversity of Autism and Asperger Syndrome in Females

Traducido y adaptado por Mujeres Tea.

behindmaskfrontcover

Trabajando con mujeres (y hombres) en el espectro autista, durante aproximadamente 20 años, he aprendido mucho de mis clientes. Cuando comencé como psicóloga, trabajaba con mujeres dentro del espectro autista, aunque no eran llamadas o etiquetadas así, por entonces. Estoy trabajando con cientos de mujeres, es correcto decir que existe mucha neurodiversidad, incluso en este mismo grupo. Y esto es algo extremadamente importante, de lo que tenemos que hablar, porque éstas son sus narrativas.

Con esto quiero decir que existen distintas presentaciones de niñas y mujeres dentro del espectro autista.

Algunas son más fáciles de diagnosticar que otras. Esto se debe al temperamento, el tipo de personalidad, la severidad o sutileza de los rasgos autistas específicos en cada individuo, y cuántos de estos rasgos presentan diferencias en cuanto a género, y cuánto estos rasgos impactan en su habilidad funcional, así como otras condiciones o trastornos, entre otras cosas.

Debido a una variedad de habilidades de aislamiento, y o diferencias, muchas mujeres, no se llevan bien entre ellas, aunque algunas sí, al igual que las personas neurotípicas. Muchas mujeres con síntomas ligeros no pueden obtener un diagnóstico, aun cuando sus rasgos, y su cansancio impactan de forma cíclica en sus vidas. Aquellas con rasgos muy sutiles, normalmente nunca reciben un diagnóstico.

Ahora que he trabajado con miles de mujeres, ellas me han enseñado y mostrado en sus narrativas lo diferente que son unas de otras. Es importante discutir sobre esto, así no quedan más mujeres olvidadas.

Los estereotipos existen debido a la historia del Autismo, en ella se describía niños, y no niñas y eso está en juego. Otros estereotipos incluyen las percepciones culturales y el foco social de los de intereses culturalmente “femeninos”. De tal modo, que las evaluaciones basadas en varones, y las percepciones culturales y sesgos son factores influyentes. En mi trabajo he visto que el estereotipo de “Tomboy” (chica varonera) influye en el diagnóstico de otras mujeres con presentaciones diferentes que no reciben derivación para evaluación.

El uso de una máscara social, los mecanismos compensatorios, el nivel de inteligencia, y la habilidad de lidiar con la vida cotidiana, y después tener crisis cíclicas, y las sutiles diferencias, todo contribuye a un retraso en el diagnóstico o a un diagnóstico equivocado. Estas diferencias, junto a las diferencias genéticas, el temperamento, la personalidad, las comorbilidades, y el ambiente familiar y la crianza afectan en el modo de presentación del autismo en una mujer (y también en un varón).

Los subtipos o presentaciones son extremadamente importantes para entender si uno necesita ser entrenado de forma adecuada. Es imperioso comprender todas las formas en que una mujer dentro del espectro autista se puede presentar ante una consulta clínica.

Un diagnóstico es crítico, no sólo para comprenderse a sí misma, sino también para los apoyos, los servicios, y los ajustes académicos. Estoy hablando de cómo las niñas y las mujeres se han presentado a sí mismas en mi práctica clínica durante 20 años provenientes de diferentes culturas y países. Este blog es solo una pequeña parte de mi próximo libro “Behind the Mask” (“Detrás de la máscara”) que estará disponible en el 2017.

Existen algunas formas en que las mujeres dentro del espectro autista adoptan un rol. En particular cuando quieren encajar y ajustarse a la sociedad. Existen diferentes tipos y subtipos de mujeres en el Espectro Autista. El motivo por el cual esto es tan importante, es como dije previamente, que ninguna sea olvidada o abandonada, y que los profesionales estén entrenados en las variadas presentaciones; así no se les escapa ningún diagnóstico, y también educar a la población en general sobre la neurodiversidad de la neurodiversidad en sí misma.

Así que vamos a discutir algunas presentaciones.

  • La mujer o niña varonera (“Tomboy”) es muchas veces indiferente al género, prefieren tener amigos varones, y se visten de forma andrógina, o con ropa de chicos. Encuentra más fácil hablar con chicos varones u hombres. Algunos individuos en el espectro autista tienen disforia de género también.

 

  • La mujer o niña estrella académica, usa su inteligencia para ganar títulos, premios, honores y más. Tiene un CI por encima de 130 y ha utilizado su inteligencia para manejar situaciones sociales, cuanto más hábil, más diferente puede ser la presentación.

 

  • La mujer o niña pasiva es un chica normalmente complaciente, tímida, tranquila, obediente, cooperativa, suele no pedir ayuda, le cuesta defenderse de hostigadores en la escuela, y suelen aprovecharse de ella.

 

  • La mujer o niña agresiva usualmente tiene una historia larga de malos entendidos o errores de interpretación, en ambos sentidos, de ella misma, y por parte de los demás, suele malinterpretar, ser impulsivas, y suele enojarse y romper lazos con todos, es el subtipo más asociado con los rasgos del Trastorno Límite de la Personalidad en adultas y puede haber sido diagnosticada previamente con esta condición.

 

  • La mujer científica puede tener un interés especial en Física, Matemática, Química, Biología y Animales, Programación entre muchos otros. Usualmente este tipo de mujer está hiper focalizada en su área de interés, llegando a grandes niveles de aprendizaje y distinción (tales como másters, o doctorados).

 

  • La mujer o chica ícono de la moda siempre está pendiente de las tendencias y la moda, puede trabajar en moda, diseño, como actriz o como modelo. Su maquillaje, peinado y apariencia es perfecta, y tiende a intimidar hombres o mujeres, que se ven amenazados por su presencia o conocimiento del mundo de la moda. Se maneja con charlas cortas, que la hacen parecer neurotípica y le permiten afrontar situaciones sociales, y encajar con pares. Aun cuando su apariencia sea excéntrica, pasa desapercibida por sus otros talentos así sea actriz, cantante, diseñadora o dj.

 

  • La Ama de Casa o Cocinera, ama entretener y es muy buena haciéndolo. Es a quién todos quieren contratar. Le encanta tener gente en su casa, pero ser al ser anfitriona evita socializar con otros.

 

  • La artista se lleva bien con ser diferente o excéntrica, porque la sociedad espera de ella eso mismo, por ese motivo, suele permanecer no identificada o diagnosticada, hasta que tenga una crisis. Pueden ser pintoras, actrices, modelos, cantantes, miembros de una banda etc.

 

  • La Guerrera de Justicia está obsesionada con la justicia, la ecuanimidad, y lo que está bien y lo que está mal, estos son rasgos admirables, pero se complejiza cuando se vuelve una obsesión, o se dan referencias equivocadas, o formas inapropiadas de reclutamiento de miembros de un grupo, por ejemplo. Muchas mujeres (y también hombres) arman grupos que terminan siendo solitarios, por que otros no quieren unirse a su causa debido a las formas sociales con las que se acercan a otros. Estas personas terminan comenzando causas una y otra vez. Es verdad, aunque cueste admitirlo, que muchas mujeres, u hombres o incluso neurotípicos, tienen un sentido de justicia social equivocado, y llevan muy lejos o en una dirección inadecuada sobre su causa.

 

En síntesis, este es un breve pantallazo de cómo las chicas y las mujeres experimentan el autismo, y la variedad que existe en esas presentaciones. Existen también otras presentaciones que discutiré en mi libro. Las chicas y mujeres pueden variar mucho entre una y otra, y también pueden diferenciarse en su habilidad o falta de habilidad para utilizar mecanismos compensatorios o de afrontamiento.

También pueden variar en su nivel de inteligencia. Aquellas que tienen Autismo y son talentosas tienen una presentación distinta.

Sin embargo, todas comparten una serie de desafíos que pueden ser desde sutiles a severos, y alguna fortaleza excepcional.

Este blog está escrito para abordar la neurodiversidad de un gran grupo de mujeres, y no tiene nada que ver con el sexismo o el capacitismo, así como tampoco quiere decir que los neurotípicos no puedan tener las mismas carreras.

Más importante es imperioso que comprendamos las diferencias en la neurodiversidad de las mujeres, las diferentes formas de afrontamiento o no afrontamiento, y las diferentes presentaciones.

Entre la población neurodiversa, no existe una forma especial de ser una chica, o una mujer. Muchos de mis clientes tienen todo tipo de preferencias e intereses, incluidos mis lápices de Lego. Muchos de mis clientes tienen diferentes formas de vestirse, de ropa más varonil, a ropa neutra, a ropa victoriana, o de princesas. Algunas les gustan los pantalones cargo, y a otras los corsés, a algunas les gusta la femineidad, y a otras no, y a muchas les gustan los libros, las muñecas y el teatro.

La finalidad de escribir sobre distintas presentaciones es que ninguna mujer se quede sin diagnóstico, y no sean excluidas. Entendemos el mundo neurotípico (hasta el punto que podemos), pero estamos únicamente en un umbral de aprendizaje de la neurodiversidad en el mundo femenino, y de lo que este grupo es capaz de hacer con el apoyo adecuado.

Se trata de entender a las mujeres en el espectro autista, y diseñar intervenciones apropiadas de acuerdo a su presentación. Por ejemplo, la presentación pasiva necesitará entrenamiento en asertividad, así como otro subtipo necesitará otra intervención.

Seria infructuoso poner a todas las mujeres en el mismo grupo de intervención o habilidades sociales. Mientras que muchas niñas y mujeres son diferentes, todas comparten en común algunas características nucleares, junto a las diferencias sociales, emocionales, cognitivas, sensoriales, sumado a las comorbilidades o presentación de otras condiciones.

Esto hace que las presentaciones sean complejas. De ninguna manera, ninguna de las presentaciones funcionar como una “caja”, una mujer puede ser dos o tres tipos distintos e ir transformándose a lo largo de sus ciclos vitales.

Estas presentaciones son algunas, de muchas de las formas en la que el autismo se puede presentar, en cómo las mujeres con autismo se pueden presentar, y en cómo afrontan tener un cerebro diferente. El autismo influye en muchos factores y todos los subtipos e intereses son importantes en sí mismos.

Necesitamos la mayor cantidad de cerebros diferentes, la mayor cantidad de neurodiversidad en mujeres como sea posible.

También necesitamos saber las diferencias entre estas presentaciones, para poder diseñar e implementar los apoyos adecuados e intervenciones para cada niña o mujer.

Las niñas y mujeres neurodiversas tienen mucho que ofrecer independientemente del neurotipo, sus intereses, sus diferencias, y similitudes.

No existen estereotipos, sino una variedad de presentaciones y perfiles, todos válidos y todos especiales.

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

One comment

  • GAbriela Michaca 23 agosto, 2017   Responder →

    Me encantaría conocer más su trabajo. Intento tener una mejor aproximación desde la neurodiversidad en chicas con asperger. Más temas sobre sexualidad, relación de pareja, maternidad, etc.

Dejar un comentario